Ciervo Acuático Chino

Ciervo Acuático Chino

Ciervo Acuático Chino

Hydropotes inermis

El ciervo o venado acuático chino es uno de los mamíferos más extraños y asombrosos de la naturaleza, pues poseen una característica anatómica nada común para un ciervo. ¿Quieres saber de qué estamos hablando?

Anatomía

Si nos pidieran que pensemos en un “ciervo” y que mencionemos lo que “vemos” en nuestra mente, probablemente describiríamos a unos animales marrones con cola y astas, pero tal vez nunca se nos ocurriría decir que poseen colmillos. Para comprobarlo basta con mirar al género masculino del ciervo acuático chino, quien los lleva en lugar de una cornamenta.

No son unos colmillos cualquiera; estos sobresalen de su mandíbula superior y no pasan desapercibidos con sus 5-8 cm de largo. Los colmillos aparecen alrededor de los 6 o 7 meses de edad y se posicionan de manera distinta de acuerdo a la situación en la que estén. Se mantienen firmes y muy visibles cuando se siente agredidos, pero son dirigidos hacia atrás cuando simplemente pastan en tranquilidad.

El venado acuático chino posee un par de colmillos de 5 a 8 cm de largo.

Su cuerpo es redondeado en la parte trasera y cuentan con una cabeza pequeña y un hocico alargado que termina con una nariz negra. Las orejas son cortas y redondeadas y poseen una peluda cola muy corta que casi siempre está pegada al cuerpo, razón por la que no siempre es visible, haciendo creer que carecen de esta parte corporal; esta mide un máximo de 7.5 cm.

El cuerpo es de color marrón de distintas tonalidades, presentado en gamas de oscuros y claros, pasando por tonos en color crema o blanco que se localizan en su zona ventral y partes internas de las extremidades. El pelaje que los cubre es grueso y abundante.

Las hembras son más pequeñas que los machos. Ambos sexos miden en promedio de 75 a 100 cm de longitud, de 45 a 55 cm de altura hasta el hombro y de 9 a 14 kg de peso.

Distribución y hábitat

Esta especie tiene una distribución no muy extensa que abarca China y Corea, con poblaciones introducidas en Francia e Inglaterra.

Viven en lugares con alta cantidad de árboles pequeños y arbustos como marismas, zonas ribereñas, llanuras costeñas y arrozales.

Características del ciervo acuático chino

Ciervo acuático chino – Hydropotes inermis. Museo Nacional de Historia Natural / Autor de la imagen: ZeWrestler.

Comportamiento

Los ciervos acuáticos chinos son animales con comportamientos solitarios o en pareja que difícilmente se congregan en grupos. No son agresivos a menos que se trate de algún macho en temporada reproductiva, cuyo temperamento lo lleva a ser altamente territorial y a delimitar su espacio por medio de la orina, heces y marcas de olor producidas por sus glándulas interdigitales localizadas en la parte inferior de las patas. También se ha observado que muerden la vegetación de manera que delinean claramente sus límites territoriales.

Muerden la vegetación de manera que delinean claramente sus límites territoriales.

Los machos agresivos no soportan la presencia cercana de otros intrusos masculinos y defienden su espacio personal ante cualquier intento de perturbación haciendo uso de los colmillos. En las batallas ambas partes intentan herirse la cabeza u hombros, enterrando las piezas dentales hasta obtener una reacción a su favor. Este resultado se presenta cuando las primeras advertencias son ignoradas; generalmente son vocalizaciones de amenaza.

Una vez que se determina al ganador, este persigue a su oponente hasta expulsarlo de su territorio para dar finalizada la pelea. Con las hembras suelen ser un poco más tolerantes, permitiendo la compañía de máximo dos de ellas.

Entre las hembras no ocurren tales enfrentamientos pero sí pueden ser agresivas en etapas de embarazo y después de dar a luz, sobre todo si se trata de proteger a las crías.

Alimentación

Su dieta incluye pastos suaves, cañas y vegetales, aunque su metabolismo no les permite digerir eficientemente los carbohidratos del alimento vegetal.

Dedican mayor tiempo a la alimentación durante las horas crepusculares, prefiriendo descansar durante el día.

Reproducción

La temporada reproductiva da inicio entre noviembre y enero con nacimientos producidos entre mayo y julio.

Los nacimientos pueden ser de uno a tres cervatillos, pero pocas veces se han presentado hasta ocho.

Las hembras dan a luz después de un período de gestación que demora de 170 a 210 días. Lo más común es el nacimiento de uno a tres cervatillos, pero esto puede aumentar a seis u ocho en los casos más sobresalientes.

Los pequeños apenas tienen un peso de un kilo al nacer, pero tan solo les lleva una hora encontrar el equilibrio para mantenerse en cuatro patas. Para evitar a los depredadores, durante dos meses la madre los oculta entre la vegetación para alimentarlos de leche. En cuanto a los machos, no participan en la crianza o en la protección de sus descendientes.

Los machos llegan a su madurez sexual a los 5 o 6 meses, pero se aparean hasta que están listos para pelear contra los contrincantes maduros. Las hembras la alcanzan a los 7 u 8 meses. Tienen una expectativa de vida de 11 a 12 años.

Amenazas

Estado de conservación: Vulnerable.

Está clasificado como animal “Vulnerable” (VU) por la UICN por diversas razones. En primera, las actividades humanas para la agricultura están acabando con árboles y vegetación, fragmentando los espacios y volviéndolos inaccesibles para la fauna salvaje. La urbanización también es motivo de amenaza.

Son capturados por su carne y por la leche semidigerida, que según los nativos, es eficaz contra la indigestión en los niños. Las cazas son mayormente realizadas con perros entrenados y dolorosas trampas.