Ciervo Canadiense

Ciervo Canadiense

Ciervo Canadiense

Cervus canadensis

Otro miembro de la familia de los cérvidos es el llamado ciervo canadiense o wapití. Aunque en el idioma inglés se le denomina elk cuya traducción al español puede entenderse como alce, (lo cual puede confundirnos con el moose que también se traduce como alce), lo cierto es que el Cervus canadensis quien es el protagonista de este artículo, es anatómicamente inconfundible y sus demás características lo diferencian fácilmente de otros tipos de ciervos.

Subespecies

Existen varias subespecies de ciervo canadiense, siendo seis pertenecientes a latitudes norteamericanas (incluidas dos extintas) y cuatro a regiones asiáticas. Algunos expertos consideran que son menos subespecies, pero mientras las investigaciones continúan a profundidad, se toma en cuenta a diez de ellas.

Anatomía

Las astas más grandes llegan a medir hasta 1.2 metros de largo y pesar 18 kilos.

El wapití es un ciervo grande de color marrón en diferentes tonalidades de acuerdo al área de su cuerpo. En la parte del cuello, la nuca, la zona ventral y las patas, presentan un tono más intenso que en el resto de sus partes corporales, el cual suele ser visiblemente más claro. Hembras y machos lucen una mancha de un color aún más claro que abarca desde la zona baja de la columna, pasando por la cola y la parte superior de las patas traseras.

Información sobre el ciervo canadiense

Ciervo canadiense en Parque nacional de las Montañas Rocosas.

Los miembros masculinos maduros son alrededor de 40% más grandes que las hembras maduras. Ellos tienen un peso de 320 a 330 kg y una longitud de 2.45 m de la nariz a la cola, mientras ellas pesan de 225 a 240 kg y miden 2.1 m de longitud corporal. Según testimonios se han reportado casos de individuos más grandes como es el caso de la subespecie wapití de Roosevelt con machos maduros de hasta 540 kg.

Como en la mayoría de los ciervos, los machos maduros son los únicos con grandes cornamentas de hueso cuya muda se presenta anualmente. Las astas más grandes llegan a medir hasta 1.2 metros de largo y pesar 18 kilos. Crecen a un ritmo de 2.5 cm por día y están cubiertas por una suave capa vascularizada con textura aterciopelada.

Sus astas crecen a un ritmo de 2.5 cm por día.

Tienen desarrollados sentidos de la vista y el oído; sin embargo, el olfato es el más utilizado para detectar el peligro y cualquier tipo de presencia extraña.

Distribución y hábitat

El ciervo canadiense habita las llanuras del oeste de los Estados Unidos y Canadá en temporadas de invierno, pero migra hacia regiones abiertas y boscosas en los meses de verano. Los ciervos de Roosvelt son por lo general los menos migratorios.

Son encontrados también en Asia oriental y en otras naciones donde se introdujeron años más tarde, como Argentina y Nueva Zelanda.

Su paisaje está conformado por bosques, regiones montañosas y zonas semidesérticas, todo dependiendo de su ubicación geográfica.

Comportamiento

Se reúnen en grupos sociales de hasta 200,000 individuos. Las hembras juegan un papel muy importante dentro de las agrupaciones, pues son las que dirigen los caminos hacia el agua y hacia los lugares con alimentos; aparte de ello también realizan guardias durante las noches.

Según las investigaciones emiten varios tipos de sonidos. Se identifican los vocales que sirven para advertir del peligro que se aproxima, para entablar comunicación entre individuos, hacer llamados agresivos o llamar la atención de la madre en el caso de las crías. Otros son producidos por el choque de astas o fuertes respiraciones.

Características del Wapití

Ciervo canadiense macho vocalizando

Alimentación

Se alimentan de cortezas, hojas, plantas y hierbas como el sauce y el arce.

Al inicio de la temporada reproductiva los machos tienen mucha masa muscular y lucen mucho más sanos, pero al final de esta etapa su peso disminuye drásticamente debido al desgaste físico y a su falta de alimentación.

Reproducción

Los machos realizan rituales de apareamiento que incluye posturas, vocalizaciones y combates.

Al igual que otros ciervos, los wapitís machos realizan una serie de rituales de apareamiento que incluye posturas, vocalizaciones y combates en donde las astas son utilizadas como armas de defensa.

Las hembras tienen un ciclo estral de máximo dos días y un período de gestación de 240 a 262 días. Lo más común es el nacimiento de una cría, pero muy rara vez pueden presentarse dos. Un recién nacido tiene un peso de 16 kg.

Reproducción del ciervo canadiense.

Parte del cortejo entre macho y hembra. Alberta, Canadá.

Las hembras son protectoras de sus crías apenas nacen, pues horas antes del parto se alejan del resto de la manada y vuelven a reincorporarse una vez que el recién nacido tiene la fuerza y habilidad suficiente para comenzar a socializar y conocer su entorno.

Los pequeños wapitís son marrones con puntos blancos por todo el cuerpo que van desapareciendo conforme llegan a la etapa de la adultez.

Tienen una expectativa de vida de 10 a 13 años en estado natural y de 20 años en cautiverio.

Amenazas

En Asia se utiliza las astas y el terciopelo para fines medicinales.

En algunas comunidades de Asia, las astas y su membrana aterciopelada son utilizadas como remedios tradicionales para la cura de ciertos malestares o como afrodisíacos. De igual manera su carne magra es considerada un alimento muy nutritivo, más que la carne de pollo o la de res, razón por la que es muy perseguido y cazado.