Ciervo de los Cayos

Ciervo de los Cayos

Ciervo de los Cayos

Autor de la imagen: Averette.

Odocoileus virginianus clavium

El ciervo de los cayos es una hermosa subespecie de ciervo cola blanca (Odocoileus virginianus). Tal nombre común se debe a su ubicación geográfica: los Cayos de la Florida, un archipiélago de clima tropical.

Anatomía

Entre toda la gama de ciervos posee medidas estándares, pero dentro de los cola blanca es la subespecie más pequeña. Las hembras adultas tienen un peso de 20 a 29 kg, mientras los machos maduros registran de 25 a 34 kg. Su coloración es marrón rojizo o una combinación entre gris y marrón claro. Como en casi todas las especies de ciervos, solo los machos desarrollan cornamenta.

Es la subespecie más pequeña del ciervo cola blanca.

Distribución y hábitat

Esta especie es encontrada a lo largo y ancho de los Cayos de Florida, lo que incluye varios tipos de ecosistemas: bosques de tierras altas, manglares, humedales de agua dulce y zonas del litoral. Se mantiene cerca de cuerpos de agua.

Actualmente se distribuye a través de 20 o 25 islas del archipiélago, pero años atrás abarcaba un mayor número de porciones de Tierra. Las construcciones humanas han invadido poco a poco su hábitat.

Características del ciervo de los cayos

Ciervo de los cayos – Odocoileus virginianus clavium / Autor de la imagen: Joseph C Boone.

Comportamiento

Son ciervos que han perdido temor ante la presencia humana, a diferencia de otros cérvidos salvajes. Son más activos durante horas nocturnas y pueden ser vistos frecuentemente en los patios de viviendas y a lo largo de las carreteras.

Las hembras adultas forman grupos matriarcales con una o dos generaciones de descendientes.

Alimentación

Su dieta incluye más de 150 tipos de plantas, pero las bayas de palma y los árboles de mangle son sus preferidos. Gran número de individuos han sido sorprendidos comiendo plantas en los jardines de los hogares.

Reproducción

No existe una temporada reproductiva fija; esto puede darse en cualquier parte del año, pero los registros más altos son en octubre y diciembre. El período de gestación es de siete meses, por lo que los nacimientos se presentan entre abril y junio. Los recién nacidos son muy pequeños y con un peso de máximo 1.8 kg. Por lo general, una madre tiene un cervatillo por año.

La expectativa de vida para los machos es de 9 años, mientras que para las hembras es de 7 años.

Amenazas y conservación

Dado a que los ciervos han perdido el miedo al hombre, son cada vez más vistos alrededor de las viviendas, arriesgándose a ataques de perros o a atorarse en las cercas. Las colisiones con vehículos son muy frecuentes, sobre todo en horas nocturnas.

La fragmentación de su hábitat para la construcción de viviendas, muelles y carreteras aún no es un problema tan grave, pero se espera que en los próximos años las islas que ahora están inhabitadas comiencen a mostrar inicios de desarrollo humano.

Estado de conservación: en “Peligro de Extinción”.

Alimentar a ciervos de los cayos es ilegal, pues cualquier enfermedad que afecte a un número de individuos podría desatar una epidemia entre toda la población.

Numerosos planes de conservación han sido puestos en marcha para garantizar un futuro para el ciervo de los cayos. El apoyo de autoridades gubernamentales para su conservación y la educación impartida a la población humana para corregir acciones, ayudarán a resolver más rápido su situación.