Ciervo Sica

Ciervo Sica

Ciervo Sica

Autor de la imagen: Mistvan.

Cervus nippon

El ciervo sica es un hermoso ejemplar de la familia de los cérvidos que no es tan conocido como otros integrantes, pero no por ello es menos espléndido que los demás.

Subespecies

Se considera la existencia de varias subespecies de ciervo sica, y aunque el número concreto no está del todo confirmado, se cree que son más de 10.

Anatomía

Son unos hermosos ciervos de color variable dependiendo de la estación del año. En los meses de verano lucen tonos marrones rojizos mientras que en temporadas invernales exhiben un pelaje gris y sus manchas blancas distribuidas por el cuerpo pierden visibilidad, pero una vez culminado ese período vuelven a notarse con claridad. Muestran una línea más oscura que va desde la cabeza, pasando por la espalda hasta llegar a la parte trasera del cuerpo.

En el verano lucen de color marrón rojizo mientras que en el invierno se observan grises.

La zona ventral, la base de la cola y las partes internas de las extremidades son de color más claro que el resto del cuerpo. El rostro y orejas también pueden tener escasos pelos blancos. Es muy fácil observar sus glándulas de olor ubicadas en sus patas traseras, pues están representadas con unos pequeños parches blancos.

Como en otros ciervos, son los machos los que presentan medianas cornamentas ramificadas de no más de 90 cm de altura y con dos a cinco puntas.

No son animales grandes; tienen un marcado dimorfismo sexual con un tamaño corporal mucho más grande en los individuos masculinos. Ellos tienen un peso de 70 a 110 kg con una longitud corporal de la cabeza a la cola de 1.35 m, mientras las hembras pesan de 45 a 50 kg y muestran una longitud de 1.25 m de largo.

Características del ciervo sica

Ciervo sica en cautiverio / Autor de la imagen: Jochen Ackermann.

Distribución y hábitat

Se distribuyen a través del este de Asia, abarcando China, Japón y parte de Rusia. Se cree que está totalmente extinto en Corea y Vietnam, pero se ha reintroducido a Taiwán.

Actualmente son encontrados en Austria, Finlandia, Alemania, Francia, Polonia, Estados Unidos y Reino Unidos, entre otros.

Su hábitat está conformado por bosques densos y zonas cubiertas de vegetación.

Comportamiento

Son muy buenos nadadores que resisten alrededor de 12 km de trayecto entre punto y punto.

Es un animal social de hábitos mayormente nocturnos aunque pueden estar activos durante todo el día. Son las hembras las que permanecen acompañadas de sus crías formando pequeños grupos de dos o tres integrantes, ya que los machos suelen ser más solitarios durante todo el año. Se caracterizan también por ser territoriales y marcar sus límites con excavaciones poco profundas y orina. Las peleas entre machos maduros por territorio y dominio son muy frecuentes, y algunas veces son prolongadas y muy agresivas, al punto de ocasionarse heridas muy graves o la muerte.

Realizan migraciones estacionales que se producen en las zonas montañosas pero no se trasladan a distancias muy largas. Son muy buenos nadadores que resisten alrededor de 12 km de trayecto entre punto y punto y tienen la habilidad de realizar saltos de poco menos de 2 m de altura.

Su sistema de comunicación incluye varias vocalizaciones que van desde suaves y bajos silbidos hasta estrenduosos bramidos. Se ha identificado hasta 10 sonidos diferentes.

Alimentación

Su dieta variada se compone de hierbas pantanosas, bambú, hojas de árboles, hojas caídas, arbustos, hiedra venenosa, tallos, helechos, raíces, cortezas, frijol de soya, nueces, hongos, maíz y fruta. Todo esto depende de las condiciones ambientales que se les presente; por ejemplo, durante el invierno consumen mayor número de plantas leñosas mientras en verano su alimentación es más variada.

Reproducción

Los machos forman agrupaciones de hasta 12 hembras con las que se aparean. Por tal razón, ellos agotan sus reservas de grasa y presentan un enorme desgaste físico que se refleja en su anatomía. Lucen hasta 30% menos fornidos que antes de iniciar la temporada reproductiva, lo contrario a las hembras, quienes no pierden peso.

Un macho puede aparearse hasta con 12 hembras.

La gestación tiene una duración de 30 semanas y muy rara vez nacen dos crías, lo más común es la llegada de una sola. El recién nacido tiene un peso de 4.5 a 7 kg y es alimentado por varios meses de leche nutritiva que le aporta la grasa necesaria para fortalecer su organismo.

Amenazas

Sus principales amenazas naturales están representadas por los tigres y lobos. A pesar de que los ciervos sica son territoriales y cuentan con poderosas astas para defenderse, tales depredadores carnívoros son expertos cazadores que difícilmente suelen perder las batallas.

El estado de conservación de los ciervos sica según la UICN es de “Preocupación Menor” (LC, por sus siglas en inglés) pero no por ello están exentos del peligro. La caza y la destrucción de su hogar natural aumentan de manera alarmante, y aunque las poblaciones aún no se ven muy afectadas por tales situaciones, de seguir así en muy pocos años formarán parte de la lista roja.